12 razones por las que amo a México + el pilón. PARTE 2.

12002175_10153524006820661_9062743893220089116_n
Mariachi Maximiliano “las traigo muertas” Juárez

Perdón que me haya tardado tanto en publicar la segunda parte de esta entrada pero con aquello de los festejos del 15 de septiembre le compré un trajecito de Mariachi a Max (por la módica cantidad de 100 pesos) y toda esta semana no he hecho más que ponerle y quitarle el trajecito y babear contemplando lo guapo que se ve mi engendrito. Me acordé mucho de mi mamá que es suiza y que dijo que antes de llegar a México soñaba con venir a tierras aztecas para ver a los guapos Mariachis con cuerpazos en sus brillantes trajes. Ohh decepción cuando llegó por primera vez a Garibaldi y se topó con puro mariachi panzón. Obviamente después de unos cuantos tequilas y cantar 10 veces seguidas Caballo Prieto, se le olvidó. Pero en fin.

Así que para continuar la entrada de la semana pasada LINK AQUÍ, aquí les van las otras 6 razones súper personales por las que amo a México.

  1. Por que los apodos. No importa si es tu hermano, el viene viene de la calle, el director técnico de la selección o tu jefe. Todos tienen apodos. El Mofles, el Tuercas, el Fast and Furious, (y ninguno de los tres trabaja en el servicio mecánico), la Sheera, el Comal (porque sólo calienta a las gorditas) y el Rengo son personajes que viven en mi calle, que platicamos, sé de sus vidas cosas súper personales, pero si ganarme 1 billón de dólares ( a 17.48 el dólar) dependiera de saber cuál es su nombre de pila, no me va a quedar más que seguir siendo pobre y comer Maruchans – que por cierto así le dicen a la de papelería (por aguada, caliente y barata).

Sólo los mexicano somos capaces de convertir a Friedrich Torsten (un alemán director de mercadotecnia de una empresa) en “El Tortas”.

  1. Por que las frutas y las verduras caen del cielo… en jugos, picadas y aún mejor con chile y limón! ¿Se te antoja un juguito verde, con nopal y apio? Pásale marchanta a una cuadra de tu casa (a menos que vivas en las Lomas o en el Pedregal—ahí sí está como a 10 cuadras) y encontrarás tu puestito de lámina donde podrás administrarte tu dosis líquida diaria de vitamina A, B, C por una módica cantidad de 15 pesitos. Fruta picada! Yeah!!! Y aparte sabemos cómo convertir un plato de frutas en un Jackson Pollock región 4 con su “yugur”, granola, miel, amaranto y hasta chispas de chocolate.

    images
    No tienes que esperar horas en la recepción leyendo revistas del año pasado, curan todo y sólo cuesta 15 varitos: 3 Razones para visitar a tu juguero en lugar que a tu doctor.
  1. Y ya entrados en la fruta… por que el LIMÓN. Por que sí, yo soy el estereotipo de mexicana que le hecha limón a absolutamente todo. Y soy de las que va a pelear en el extranjero que cuando pido lemon me refiero a un limón verde y que Lime es lima y que no chinguen. Con el limón, acompañamos el tequila, nos curamos el dolor de cabeza y hasta relamemos el pelo de los niños para que manejen el look à la Benito Juárez para el lunes de honores a la bandera. Lo tengo que admitir que soy de las nacas que pudiera ir al Pujol, aunque nunca me han invitado (wink, wink indirecta para que me inviten) y antes de llegar tendrían que reservar una ambulancia por el infarto al miocardio que le va a dar a Enrique Olvera, cuando me traigan una entrada y pida al mesero si me pudiera mandar unos limoncitos. Aun que pensándolo bien, si me invitan prometo hacer lo posible para no hacerles pasar ese oso.
  1. Por que Doña Mari. Agradezco enormemente que en México puedo tener una señora de la limpieza que me ayuda dos veces a la semana para evitar que mi casa parezca una escena de película de guerra postapocalíptica. Sin esta máquina de limpieza, que además ya es como de la familia, me la pasaría lavando, trapeando, planchando, todo el día, porque aparte soy súper lenta. Neta lo agradezco enormemente. En lugares como Suiza o Canadá esta ayuda te costaría mínimo 20 dólares la hora… y ahorita que lo pienso, si esto de la publicidad no jala bien creo que ya se a donde mudarme para iniciar mi nuevo giro laboral.
  1. Por que los Memes. Nadie sabe burlarse mejor que un mexicano. Somos súper llevados y lo propagamos perfectamente a todo el mundo a través de los memes. Y lo peor del caso es que puede ser el resbalón de alguna estrella, el fallo de penal de un futbolista, la muerte o el vestido de la primera dama (ese es de cajón, porque aunque la mona se vista de seda, nadie le quita lo mala actriz y trácala oportunista). No perdonamos nada. Lo peor del caso es que pareciera que en México existen pequeños elfos que estudiaron diseño gráfico esclavizados en una cueva en el desierto de Sonora, que se dedican a hacer memes, por que en serio aparecen miles de estos a dos segundos de que pase. Si alguien se echa un pedo, antes de que pueda ser olfateado ya salió un Meme.
  1. Por que sabemos improvisar… en todos los sentidos.
  • ¿Te dieron un golpe en el espejo del coche? Aquí hay chicle y barniz de uñas
  • ¿Se murió una cucaracha de Madagascar que necesitabas para una filmación? Pega el cadáver en la espalda de una cucaracha común y corriente para que parezca que está viva y coleando. Quién hubiera dicho que existen los dobles de cucarachas.  True Story (aunque si la sociedad protectora de cucarachas pregunta, nunca pasó. ¡Quién sería suficientemente enfermo para hacer eso!)
  • ¿Son las 4 de la mañana y cerraron el bar? No necesitas tener un plan. Sólo cáele a casa de Tim ,o si Tim no está en México, a casa del compa con el que estabas cotorreando en el bar, que te dirá “mi casa es tu casa” y, que probablemente se convertirá en uno de tus mejores amigos o en el padrino de tus hijos nonatos.
  • ¿Estás en una playa canadiense y está prohibido tomarte una cervez? Mete tu late en un vaso desechable de MacDonalds, y ponle la tapa y el popote.
  • ¿Se acabó el chupe y estás en una playa virgen? Cómete unas piñas, acuéstate en el sol y espera a que el tepache se fermente dentro de tus entrañas.
  • ¡Ven! Siempre hay una manera de solucionarlo porque los mexas somos los masters de la improvisación.
  1. Por que su gente, no me importa si son gandallas, léperos, pasados, bromistas, también son cálidos, amorosos, amante de la vida y de pasarla bien.

Así de sencillo se las pongo. Amo tanto a México que mi hijo se llama Maximiliano Juárez. Así o más Mexa.

Sí, Definitivamente hay cosas mal en México. La gente dice “no hay nada que festejar este 15 de septiembre”. Pero el hecho de que haya cosas mal políticamente o económicamente, no significa que borren en automático las cosas fregonas en este país

No porque no tengas chamba y hayas cortado con tu novi@, vas a dejar de festejar tu cumpleaños. ¿O sí?


One thought on “12 razones por las que amo a México + el pilón. PARTE 2.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s